Valor depreciado

Allá por los años 90 yo era un adolescente y solo tenía dinero para comprarme un CD de música al año, o a lo sumo dos. Recuerdo que el precio iba de los 18 a los 24 dólares según el artista o la novedad del disco.

Hoy con la misma cantidad de dinero se pueden pagar varios meses de streaming con la libertar de escuchar toda la música que quiera y todo el tiempo que quiera.

El valor percibido sobre los temas musicales cambió drásticamente en los últimos 30 años, incluso hay servicios gratuitos de streaming con anuncios.

60 años atrás, nuevas tecnologías hicieron que el mercado de la música sea un mercado ideal para generar mucho dinero y 30 años después otras nuevas tecnologías rompieron esos mercados.

¿Qué sentido tiene aferrarse al pasado?

Subscribe to Juan Cruz Obaid

Don’t miss out on the latest issues. Sign up now to get access to the library of members-only issues.
[email protected]
Subscribe