Oportunidades perdidas

Una empresa recibe el contacto de su cliente ¿El motivo del llamado? Quiere darse de baja por estar insatisfecho con el servicio.

El empleado que lo atiende no quiere cargar con la responsabilidad de perder un cliente, su jefe lo va a reprochar. Entonces le hace "dar vueltas" o lo "pasea" para demorar su proceso y de ese modo intentar retrotraer su decisión.

Como bola de nieve que baja por la montaña, se hace más grande. Ahora el cliente no solo está insatisfecho, sino que también está pasando por la peor experiencia de su vida, algo que le va a servir para contar como historia a todos sus amigos y contactos en sus redes sociales.

Un cliente insatisfecho es una oportunidad de aprender y mejorar el servicio. Es una oportunidad de dejar una buena última sensación para que vuelva si lo desea. Es una oportunidad de tomar información que no se posee. Y más también.

Subscribe to Juan Cruz Obaid

Don’t miss out on the latest issues. Sign up now to get access to the library of members-only issues.
[email protected]
Subscribe