Por dónde empezar

Si queremos planificar, necesitamos un lugar por dónde empezar. Hay 3 puntos que me gusta tocar siempre al momento de diseñar:

  1. El qué. Los objetivos, metas, qué se quiere lograr. No tiene sentido avanzar en nada hasta no saber lo que se desea conseguir, cómo es eso, cómo se va a medir;
  2. El cómo. Las metodologías, formas, las estrategias que se van a implementar. De qué forma se desea avanzar para lograr las metas; Qué recursos se pueden aprovechar, qué experiencias se pueden capitalizar;
  3. El quién. Que persona va a estar a cargo de la responsabilidad de diseñar y ejecutar el plan. Quién lo va a controlar y supervisar y quién va a ser el responsable de detectar los desvíos y hacer ajustes;

Subscribe to Juan Cruz Obaid

Don’t miss out on the latest issues. Sign up now to get access to the library of members-only issues.
[email protected]
Subscribe