Nada es para siempre

Es viernes santo, un día que tiene que ver con la muerte y resurrección de Jesús en el cristianismo. Pero evitamos hablar de la muerte.

Vivimos como si fuéramos a vivir para siempre, hasta que el tiempo se termina.

He llegado a pensar que son mejores las culturas que hacen lo opuesto, celebran la muerte. Celebrar la muerte de alguien como forma de celebrar su vida es una forma de ser conscientes de que debemos disfrutar lo que tenemos.

Y cuando no tenemos más a ese familiar querido entre nosotros, festejamos su vida.

Así les decimos a nuestros hijos: la vida es para disfrutarla, nada es para siempre.

Subscribe to Juan Cruz Obaid

Don’t miss out on the latest issues. Sign up now to get access to the library of members-only issues.
[email protected]
Subscribe