Menos es más, para tu cliente

Barry Schwartz habla de la paradoja de la decisión y hay muchos aprendizajes a tomar de eso para mejorar nuestros servicios a los clientes.

Primero, alternativas contra felicidad. Las personas se sienten más infelices a medida que tienen que tomar más decisiones y cargan con la culpa de los errores cometidos. Si nuestro cliente tiene que tomar decisiones, al menos debemos ayudarlo a simplificar las alternativas;

Segundo, libertad contra compromiso. Podemos dar la opción a nuestro cliente de elegir lo que desee o incluso de abandonar todo si no les agrada, pero eso no va a generar compromiso para trabajar en conjunto para cumplir los objetivos. Las personas buscamos ser escuchadas y con eso esperamos torcer el rumbo de las cosas. Debemos escuchar atentamente a nuestro cliente y descubrir sus verdaderas necesidades antes de ofrecerle alternativas predefinidas si queremos llegar a mejores resultados.

Tercero, reglas para evitar decisiones. Muchas decisiones pueden ser de segundo orden, esto significa que se pueden simplificar siguiendo alguna regla. Toda decisión que no tenga que ser tomada es un ahorro de energía. Coordinar con nuestro cliente las reglas establecidas, entonces ayuda a minimizar el desgaste de tomar tantas decisiones;

Cuarto, oportunidades perdidas que llevan a frustraciones. Cuando las personas estamos ante tantas alternativas, solo pensamos en las oportunidades perdidas de las alternativas que no seguimos. Eso lleva a frustraciones constantes. Simplificar las alternativas a tus clientes va a hacer que no tenga que pensar tanto en eso que no hizo y pasar a disfrutar de eso que sí está haciendo en su lugar.

Subscribe to Juan Cruz Obaid

Don’t miss out on the latest issues. Sign up now to get access to the library of members-only issues.
[email protected]
Subscribe