Esfuerzo adecuado

"El crecimiento está fuera de nuestra zona de confort" suelen decir. Pero el sobreesfuerzo tampoco es la solución, lleva al burn-out.

¿Dónde está el equilibrio para crecer sostenidamente entonces?

Aprendí de mis experiencias que el esfuerzo adecuado va a estar en 3 dimensiones: dirección, tareas y ritmos.

Un amigo dedicó su infancia al entrenamiento deportivo en alta competencia para cumplir un sueño que en realidad era de su padre, eso no terminó bien. La primera dimensión es "la dirección" en la que vamos y que esté conectada con un propósito personal. Nuestro esfuerzo necesita estar invertido en actividades que nos lleven hacia nuestros propios sueños.

Muchos años de profesión los dediqué a hacer trabajos para empresas que en realidad no disfrutaba de hacer, pero los hacía porque era lo que correspondía para mi título profesional, eso tampoco me hizo bien. La segunda dimensión tiene que ver con las "tareas" o actividades diarias o trabajos qué hacemos. Deben ser tareas que tengan que ver con lo que nos gusta hacer y disfrutamos.

A pesar de estar haciendo actividades que disfruto mucho, los primeros dos años de pandemia que no me tomé vacaciones me generaron un agotamiento importante. La vida tiene ciclos, y hay momentos que estamos para trabajar con más esfuerzo y momentos en los que necesitamos descansar. Esa es la dimensión de los ritmos donde nuestra vida tiene que amoldarse a los ciclos, frecuencias y ritmos que nuestro cuerpo nos demanda, igual que el resto de la naturaleza.

Algo interesante es que los 3 aspectos tienen que ver con el autoconocimiento y adaptar todas nuestras actividades a nuestras propias necesidades personales.

Subscribe to Juan Cruz Obaid

Don’t miss out on the latest issues. Sign up now to get access to the library of members-only issues.
[email protected]
Subscribe