El castillo de la marca profesional

Las marcas personales están de moda, y los profesionales no somos ajenos a ese contexto. Necesitamos de una "marca personal para profesionales" o lo que me gusta describir como una "marca profesional".

¿Y qué se supone que sería una marca profesional? Una marca profesional sería similar a una marca personal, pero con algunos elementos agregados.

Como si fuera un castillo que se construye ladrillo a ladrillo, una marca profesional se conformaría trabajando una serie de elementos, ordenados en 3 áreas: la marca, el marketing y los negocios.

La marca personal es la que soluciona cuestiones de reconocimiento y diferenciación en el profesional; el marketing personal es el que soluciona cuestiones que tienen que ver con conseguir clientes como profesional; y los negocios personales son los que solucionan cuestiones que tienen que ver con generar dinero con esa profesión.

En el área de la "marca personal", donde debería tener 3 elementos que serían: los valores y propósitos personales directamente conectados con lo más profundo de nuestra identidad y a su vez con las acciones que realizamos día a día; luego estaría la historia personal aplicando metodologías de storytelling y tomando los momentos más importantes de nuestra vida que conectan con las personas a las que queremos llegar; y por último, el pitch personal donde describimos de manera fácil, clara y directa qué es lo que hacemos de modo que capte la atención y pueda ser comprendido por cualquier persona.

Luego estaría el área del "marketing personal". Esta área debería al menos contar con los siguientes elementos: una definición clara del cliente ideal, el nicho de mercado y una "audiencia mínima viable", de modo que todos los esfuerzos se enfoquen en personas claramente determinadas; luego estaría el grupo de colegas del rubro con quien interactuar, cocrear y relacionarse para ampliar el alcance del marketing; y por último una estrategia de contenidos que empiece por un "contenido mínimo viable".

En la tercera área, la de los "negocios personales", también se debe contar con al menos estos 3 elementos. Primero tener los servicios productizados para venderlos con mayor facilidad; luego tener en venta productos de tipo "high ticket"; y por último tener diseñada y funcionando una estrategia de "escalera de valor".

Subscribe to Juan Cruz Obaid

Don’t miss out on the latest issues. Sign up now to get access to the library of members-only issues.
[email protected]
Subscribe